Sutra del Corazón

El Sutra del Corazón

La visión profunda que nos lleva a la otra orilla

Avalokiteshvara,
practicando intensamente
la visión profunda que nos lleva a la otra orilla, descubrió de pronto
que los cinco skandhas están igualmente vacíos. Gracias a esta comprensión,
supero todo sufrimiento.

“Escucha Shariputra,
el propio cuerpo es vacío
y el propio vacío es este cuerpo.
Este cuerpo no es otra cosa que vacío
y el vacío no es otra cosa que este cuerpo. Lo mismo es cierto para las sensaciones, percepciones, formaciones mentales,
y conciencia.

Escucha Shariputra,
todos los fenómenos llevan la marca del vacío. Su verdadera naturaleza es la del
no nacer ni morir,
ni ser ni no ser,
ni impuros ni inmaculados,
ni crecientes ni decrecientes.

Por ello, en el vacío, cuerpo, sensaciones, percepciones, formaciones mentales y conciencia no son entidades separadas.

Los dieciocho ámbitos de los fenómenos, esto es, los seis órganos sensoriales, los seis objetos sensoriales,
y las seis conciencias
tampoco son entidades separadas.

Los doce eslabones del surgimiento interdependiente y su extinción
tampoco son entidades separadas.
El sufrimiento, las causas del sufrimiento,
el cese del sufrimiento,
el sendero, la visión profunda y la realización tampoco son entidades separadas.

Quien quiera que pueda ver esto no tiene ya nada que alcanzar.

Los bodhisattvas que practican
la visión profunda que nos lleva a la otra orilla no ven mas obstáculos en sus mentes. Como ya no hay obstáculos en sus mentes, pueden superar todo miedo,
destruir toda percepción errónea
y realizar el perfecto nirvana.

Todos los budas del pasado,
del presente y del futuro,
gracias a la práctica de la visión profunda que nos lleva a la otra orilla, pueden alcanzar
el despertar auténtico y perfecto.

Por tanto, Shariputra,
debe saberse
que la visión profunda que nos lleva a la otra orilla es un gran mantra,
el mantra mas revelador,
el mantra supremo,
un mantra inigualable,
la verdadera sabiduría que tiene el poder
de poner fin a todo sufrimiento.

Anunciemos un mantra para alabar
la visión profunda que nos lleva a la otra orilla.

¡Gate, Gate, Paragate, Parasamgate, Bodhi Svaha! ¡Gate, Gate, Paragate, Parasamgate, Bodhi Svaha! ¡Gate, Gate, Paragate, Parasamgate, Bodhi Svaha!

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail